Itinerario

Ir de un lugar a otro. Siempre. Con los sentidos, los amigos, los juegos, los amores, nuestras alegrias. Vale la pena.

Nombre: Sergio
Ubicación: Argentina

viernes, abril 29, 2005

Parador eterno


..."Lo que no te mata, te hace mas fuerte? o mas sensible?.
Y los cementerios están, repletos de imprescindibles."
Del poema " Vacíos", Sergio Vidal





Alma ausente (Federico Garcia Lorca) 1925.

No te conoce el toro ni la higuera,
ni caballos ni hormigas de tu casa.
No te conoce el niño ni la tarde
porque te has muerto para siempre.

No te conoce el lomo de la piedra,
ni el raso negro donde te destrozas.
No te conoce tu recuerdo mudo
porque te has muerto para siempre.

El otoño vendrá con caracolas,
uva de niebla y montes agrupados,
pero nadie querrá mirar tus ojos
porque te has muerto para siempre.

Porque te has muerto para siempre,
como todos los muertos de la Tierra,
como todos los muertos que se olvidan
en un montón de perros apagados.

No te conoce nadie. No.
Pero yo te canto.
Yo canto para luego tu perfil y tu gracia.
La madurez insigne de tu conocimiento.
Tu apetencia de muerte y el gusto de su boca.
La tristeza que tuvo tu valiente alegría.

Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace,
un haz de luz tan claro, tan rico de aventura.
Yo canto su elegancia con palabras que gimen
y recuerdo una brisa triste por los olivos.

viernes, abril 22, 2005

Idas y Vueltas (Segunda Parte)

Estos son los primeros poemas.

El tuyo: Todo nuestro
El mío: Con música incluida.

De todos tus modos, me quedo con el primero. ( Alejandra - Julio de 2000)

De tus manos , me quedo con tu boca.
De tus silencios, con aquellos que me llevaron en tren
(un domingo, de un invierno)

De todos tus amores, prefiero el nuestro.

De todos tus recuerdos,
de tus sonidos,
y tus puertos
me reservo los que tendimos y recorrimos.

De tu paso, dibujo de memoria, el que dobla cada mañana
la esquina de nuestro encuentro.

Del itinerario de tu gesto me quedo con los que
desembocan en mi boca.

O alguna duda?
O acaso pueden las maravillas del mundo,
con los modos, las manos, los silencios, los recuerdos, los sonidos,
los puertos, los pasos que son paseados en tren soplándonos a los oídos
de nuestros cuerpos.

De todos tus modos, me quedo con vos. ( para un color que me brilla por ahi )


De todos tus amores prefiero el nuestro. ( Sergio - Julio de 2000)

Es una mezcla de loco y perfecto.
que puso en jaque a toda mi debilidad.
Es demasiado ideal para ser nuestro
y es tan nuestro como el miedo que nos da.

Donde existe quien pueda
decir que estoy equivocado
por no entender como llegó
la bendición de este pecado.

De todos tus amores prefiero el nuestro
de cada indesición, nuestra certeza.
Sin intención de herir sueños ajenos
y obligados por la naturaleza
de nuestros corazones
que se enamoran sin saber porque,
sin medir el riesgo.
De todos mis errores prefiero el nuestro

De todos tus amores prefiero el nuestro
por ser la inspiración de "tu" poesía.
De todos mis amores me queda el tuyo
para toda la vida.

Paisaje de memoria

Encontre cartas viejas en un cajón - mientras buscaba otra cosa, por supuesto - y dos me llamaron la atención. La primera tenía la particularidad de haber aparecido justo cuando necesitaba leerla. La segunda me hizo pensar cuanta poesía puede haber en la cotidianeidad en estos enormes amores.

San Cristobal, 9 de diciembre de 2000.

Volvé amor, volvé.
A reirte, a tocar la guitarra.
Jugá con mi piel.
Agarrame fuerte.
Acordate de nuestras constelaciones.
Abrazame como antes.
Reite fuerte, desmedido, amor.
Arrastrá el pan por el plato sin dejar huellas.
Volvé a tus valores.
Llevame a pasear.
Desnudame toda.
Besame sin consultar.
Invitame un café en San Telmo.
Subime a un tren hacia el oeste.
Insistí con tu canción.
Despegame del piso.
Volvé amor, volvé.
Levantame por el aire.
Hablame de tus amigos.
Llamame. Hablame. Mirame.
Cuidame este amor, amor.
Intentá con la poesía.
Colgate de mi cintura.
Dibujame.
Comé al lado mío.
Animate con un café con leche.
Mirá " Los Puentes de Madison".
Subamos hasta el cielo un colchón de dos plazas.
Socorreme con la computadora.
Amame una noche desde la primer estrella sin parar hasta el sol.
Volvé, mi amor.

Sin fecha. Sobre un papel cualquiera. Con un beso de rush. Habrá estado sobre la mesa o en la puerta de la heladera.

"Mío: Te dejo la ropa colgada del picaporte de la puerta de la habitación.Adentro del roperito tenés dos camisas mas y un chaleco por si querés cambiar. Amándote. Tu mujer"

Y no pudo no venirse a la memoria el Nano con "Aquellas pequeñas cosas"
Son aquellas pequeñas cosas, que nos dejó un tiempo de rosas en un rincón, en un papel o en un cajón. Como un ladrón te acechan detrás de la puerta. Te tienen tan a su merced como hojas muertas que el viento arrastra allá o aquí, que te sonríen tristes y nos hacen que lloremos cuando nadie nos ve.